La espiral del silencio

La opinión pública se forma a través de posturas públicas que tienen detrás situaciones o proposiciones de significación. Lo que Noelle Neuman plantea en su artículo “La espiral del silencio” es el factor del asilamiento. El ser humano suele encarrilar su opinión por el temor al aislamiento, pues procura no …

Almas vacías, bolsillos llenos

Durante la inauguración del foro “Impulsando a México”, el presidente de la República Mexicana, Enrique Peña Nieto afirmó que ningún presidente se despierta pensando en “joder a México”. Lo que sí hay que darle a Peña Nieto es la razón es sus palabras, pues ningún presidente se postula pensando como …

Una mirada a la riada de Celestún

Celestún significa “piedra pintada” en maya yucateco y es un pequeño pueblo al oeste de Mérida. El lugar está repleto de playas hermosas, hoteles y restaurantes en los que se sirven los mejores maricos. La reserva de la biósfera ría se encuentra situada cerca de Campeche, abarcando 590 kilómetros.

Uno de los principales atractivos de la reserva de observación de Celestún es la observación de aves, pues Celestún es hogar de uno de los sitios de descanso, conservación y reproducción de especies migratorias, especialmente el flamenco rosado. Celestún cuenta con alrededor de 300 especies de aves. Don José Poot, encargado de la cooperativa de guías de turistas de la riada de Celestún, nos cuenta sobre los flamencos de Yucatán y los árboles que tiñen sus aguas de color rojo.

Don José explicó que la riada de Celestún se caracterizó desde 1979 como centro turístico de la cultura maya por los flamencos, pues son originarios de Yucatán y éstos componen un símbolo cultural para la Península.

“Claro, los flamencos son originarios de Yucatán. Obtienen su color rosa en el caroteno y diferentes tipos de algas que ellos comen, lo cual hace que tengan este pigmento en su plumaje” comentó el guía turístico.

Don José habla sobre la importancia de proteger a los flamencos, “Les pedimos que no hagan ruido (los turistas) para que los flamencos puedan seguir viviendo aquí y no se espanten. Muchas veces los turistas piden acercarse más para ver a los flamencos, pero esto puede ahuyentar a los flamencos y hacer que se vayan y lo que intentamos hacer aquí es conservar la especie” comentó.

Además de los flamencos, Don José señala que en la ría se pueden encontrar también camarones, jaibas, caracol y róbalo, una amplia variedad de aves, e incluso caimanes.

El ecosistema de Celestún es único, pues tiene una combinación de agua dulce, proveniente de la ría de Celestún, y el agua salada del golfo de México y cuenta con un ojo de agua dulce que frota desde la tierra. “El estero de Yucatán es también conocido con el nombre de Ría Esperanza. Esto porque se trata de un brazo de mar que desemboca en el golfo de México“ añadió Don José.

El guía turístico explicó que el color del agua en la riada es de color cristalino en las fechas de Noviembre a Marzo, pero que cambia a color rojo en el resto del año por el Tanino que suelta el árbol Mangle Rojo.

“Cuando empiezan las lluvias , las hojas del Mangle Rojo se descomponen debido a la acidez de la lluvia. Estas sueltan una tinta que se llama tane y cuando baja la marea se revuelve con el agua y crea este color. No es ningún químico ni contaminación, es tanino” explicó.

La ría de Celestún es un lugar imprescindible de conocer de Yucatán, pues brinda una experiencia única para observar muchas especies de animales y disfrutar de las aguas al permitir el nado en el ojo de agua.

(Imágenes tomadas por Victoria Patricia González Martin)

RG