Pedacitos de México en el Tec de Monterrey

Cada año, desde 1980, el Tecnológico de Monterrey celebra la Fiesta Internacional de las Culturas, gracias a la diversidad de su alumnado y multiculturalidad misma que le  otorgan a la institución sus estudiantes de diferentes regiones de México y del mundo.

Por Rosa González y Cecilia Castro 


Trayendo un poquito de su región natal a la sede que albergaría  EXPOTEC 2016, el evento cultural organizado por estudiantes más grande de México. El martes 18 de octubre el Estadio Tecnológico se llenó de comida típica, artesanías, música, e impresionantes pabellones de diversos estados de la república mexicana.

Entre los más destacados se encontraron los pabellones de Tabasco, Coahuila y Baja California.

Tabasco te recibe recreando tres de las cinco regiones productivas del estado, como la Chontalpa, la sierra y los pantanos. Así mismo con una demostración que ilustraba la producción cacaotera, siendo Tabasco el mayor productor de cacao en todo México, la Asociación de Estudiantes de Tabasco se encargó de recrear la icónica hacienda productora de cacao, la Hacienda Jesús de María con pilares naranjas y el clásico techo de tejado marrón. Transportándote con vivos colores de la flora y la fauna expuesta en el pabellón, como el colorido árbol típico de la región, el macuilis, que adornaba un cabeza olmeca y a su lado el tigre, animal ejemplar de la sierra, todos esto realizado a mano por los estudiantes. Sin embargo, una de las regiones más retadoras de recrear fue La Reserva de la Biosfera: Los Pantanos de Centla, misma que no solo sirve como hogar para una gran cantidad de aves y su fauna acuática, sino que también funge como filtro para el agua que viene de los ríos y va hacia el mar, limpiándose en los manglares. Los estudiantes necesitaban recursos para poder crear dicho pabellón, sobretodo en especie, y un gran detonante fue adquirir los cayucos, que son las canoas de la región, exhibidos en la representación de la biosfera.

La logística de participar en Expotec puede ser todo un reto, Tabasco comenzó a trabajar con un mes de anticipación, comentó Guillermo Priego, presidente de la asociación de estudiantes tabasqueños. “Un arquitecto nos estuvo apoyando para hacer el diseño del stand”, acerca de los fondos adquiridos para la realización del pabellón mencionó que recibieron algunas donaciones y patrocinios, sin embargo fue un proceso complejo y burocrático.

Desde la perspectiva del turismo, contar con un pabellón en la más grande festividad de cultura realizada en el Tec de Monterrey automáticamente abre las puertas al turismo para el estado, invitando a todos aquellos que se acerquen a conocer un poco más de las maravillas de Tabasco podría resultar en una visita próxima a la región. Lamentablemente el presidente de la asociación estudiantil platicó que se acercaron al gobierno buscando apoyo del mismo, pero inconvenientemente fueron delegados a otras autoridades que no realizaron el proceso para apoyar a los estudiantes a tiempo. Los tabasqueños viven a más de 27 horas en coche de Nuevo León es un mérito traer objetos originarios al noroeste de la república, “nos costó un gran trabajo hacer este tipo de stand […]pues es muy difícil porque solamente para poder traer un cayuco nos costaba alrededor de 8mil pesos más de lo que cuesta el mismo cayuco”, resaltó Priego.
El esfuerzo de los estudiantes fue meramente reconocido, ya que fueron los ganadores del premio principal “Mejor Stand Expotec 2016” que otorga el jurado, así como el premio de “Favorito del Público” que se obtiene por votación de los visitantes en el evento. Las coloridas escenificaciones de las regiones del estado impactaron a los más de 10 mil asistentes.

Sin embargo el pabellón de Baja California fue uno de los más hermosos dentro de Expote, haciéndote sentir esa llegada cálida por la carretera. El presidente de la Asociación de Estudiantes Bajacalifornianos en Monterrey (AEBMAC), Rafael Díaz, comentó que lo que intentaron hacer es presentar los cinco municipios que hay en Baja California. Al entrar al stand del estado se observa el clásico letrero de la carretera: “Bienvenido a México”.

“Tratamos de darle un concepto de que vas llegando por la frontera de Estados Unidos, que es donde estamos, más al norte del país. Por un lado tienes ese letrero (“Bienvenido a México”) y por otro lado tienes la foto muy impactante de la división entre San Diego y Tijuana”, explicó Rafael.

Al tener un concepto de carretera, se pueden observar unas cintas amarillas en el piso que van marcando el paso para cada municipio.

Del lado izquierdo se encontraban los municipios de Mexicali y Tecate. En la parte de Mexicali, la asociación intentó demostrar que es una ciudad, un desierto y también es un puerto en el Mar de Cortés. Y una caja blanca y grande de comida china con emblemas japoneses se encontraba en la esquina, ya que la ciudad es muy famosa por tener los mejores restaurantes de este tipo de comida debido a la gran migración de población japonesa.

Por el lado de derecho se encontraba la representación del  Valle de Guadalupe, que aunque no es un municipio en Baja California, es uno de los viñedos más conocidos de todo México. Y Ensenada, Rosarito y Tijuana no faltaron en la recreación del estado.

En la parte de Valle de Guadalupe se montó una escenografía que hiciera sentir a la gente que está dentro de una casa vinícola tomándose un vino con el fondo de las viñas.

En Rosarito se recreó un pedazo del barco el Titanic ya que la película en la que participó Leonardo DiCaprio fue grabada en esta ciudad. Varias personas que visitaban el stand aprovecharon para tomarse una foto imitando la famosa imagen de los personajes de Rose y Jack en la película en la punta del barco.

Una cebra llamaba la atención de los asistentes en la zona de Tijuana con un letrero que decía “Zonkey”, resulta ser una tradición de Baja California, es muy famosa en la ciudad y se ha convertido en un icono para recibir a los extranjeros.

La carretera escénica desde Tijuana a Ensenada que corre por toda la orilla del mar pacifico es el escenario que despide el stand. “Yo pensaría que es la carretera más bonita de México”, resalto el presidente de la AEBMAC

Dentro de los pabellones que resaltaron también se encontró el stand de Coahuila, recibiéndote de una manera tan amena y alegre con un característico: “Sabes a donde acabas de entrar… al mejor estado”, te da la bienvenida el presidente de la Asociación de Estudiantes de Coahuila, Vidal Díaz, acompañado de un par de dulces de cajeta originarios del estado.

El pabellón fue decorado con unos épicos dinosaurios en la entrada y un panel dónde ofrecían el pan de pulque típico de Coahuila y un muestrario de lo más destacado de la región con manzanas de Arteaga, dulces de Múzquiz, uvas de Parras, y los duraznos de Ocampo, titulado “Coahuila lo tiene todo, solo faltas tú”.

Decorado con la típica sierra al fondo y con un total de 32 muñecas vestidas de los trajes típicos de sus regiones, claramente la que se llevaba la atención fue la vestida en Múzquiz en gamuza marrón.

Para destacar lo distintivo del estado bajo flores de papel, canastas de pan colgantes entre delicadas luces que creaban una armonía perfecta en el pabellón el presidente de la asociación de estudiantes comentó que la planeación y preparación para su stand se empezó hace aproximadamente 4 meses.

El apoyo del gobierno del estado de Coahuila destacó para la realización del pabellón, “en conjunto la asociación y el gobierno del estado reunimos aproximadamente 210 mil pesos”. Los cuales principalmente se invirtieron en la renta de los dinosaurios. Y pequeños detalles de la cultura taurina en Coahuila, 4 de los toreros más importantes de México son originarios del estado. Y las vestimentas típicas no se dejaron de lado, un traje típico Kikapú elaborado artesanalmente se encontraba en uno de los paneles del stand, así como el sarape de un metro por ancho y tres de longitud “aproximadamente equivale a un mes de trabajo por ocho horas diarias”, afirmó Díaz. Incluso el equipo de béisbol hace alusión a esta prenda llamándose los Saraperos de Saltillo.

Expotec de una u otra manera se convierte a través de los stands una forma de que los asistentes a conozcan la cultura regional de México y así mismo extenderles la invitación de visitar los estados, ya que cada uno tiene esos detalles únicos que solo en la región los puedes encontrar. 

Fotografías: Rosa Gonzalez

CC