Paseo escolar en la FIL

20161020_162353-1
La Feria Internacional del Libro se llevó a cabo en Cintermex.

Por María Bernal

La Feria Internacional del Libro 2016 fue visitada por distintas escuelas y colegios de la zona metropolitana de Monterrey. En las largas filas de estudiantes recorriendo las instalaciones de Cintermex se sentía la emoción de la visita. Algunos asistieron a los talleres y otros recorrían los estantes de las editoriales buscando libros.

Los temas más populares fueron los libros con ilustraciones, para colorear, con dinosaurios, cuentos de hadas y los de aventuras. Algunos de los estudiantes incluso iban en busca de libros de monstruos y zombis. Tal es el caso de los tres sobrinos de la Sra. Olga Olivia Villa, “el más grande está en busca de libros de zombies, les gustan los fantasmas y de aventuras”. Además nos comentó que llevó a sus sobrinos para despertar en ellos las ganas de leer.

Algunos otros buscaban libros de primaria y aunque no encontraron el material exacto, conocieron otras opciones y disfrutaron de los talleres de la feria. La Sra. Lorena asistió con su familia y nos compartió que es educadora, por lo que estaba buscando material didáctico, “Hay mucha variedad para chiquitos, para primaria y secundaria si falta pero también hay mucho material didáctico”.

La lectura permite lograr el pensamiento crítico, creativo, analítico, ver diferentes caminos para lograr diferentes cosas y un medio ambiente mas sustentable, para así ayudar a corregir los problemas de nuestra sociedad.

Algunos de los maestros presentes se encontraban muy felices, porque los alumnos se sentían cada vez más emocionados por descubrir mayor conocimiento en los libros. Incluso, la maestra Irene nos explicaba que sus alumnos habían escogido varios libros para luego hacer una presentación en clase.

“Todos están muy emocionados por hacer su presentación porque aparte tienen que explicar cómo es que ese libro tiene conocimiento para corregir algún problema en nuestra ciudad”, nos comentó la maestra Irene.

Algunos de los talleres más populares eran los que mostraban experimentos para crear hibernaderos y poder crear su propio huerto en casa. Algunos alumnos salían con sus actividades en las manos, explicando a su maestra lo que habían hecho. Tal es el caso de Carlitos, de 6 años, “Sí, les voy a enseñar a mis papas la plantita que hice”.

Juan José Téllez Chapa, de la Secretaría de Educación pública para Unidad de Integración Educativa nos platicó su visión de la feria: “Que los niños conozcan materiales, que visualicen, que conozcan las rimas. La Feria del Libro te da diferentes herramientas para que los niños obtengan conocimiento de otros modos, además de la lectura”.

“El aprendizaje por descubrimiento le gusta a cualquier chico” nos comentó Téllez Chapa.

Foto por: María Bernal

GJ