Arrasan jóvenes en la Ferio del libro 2016

FIL 2016
FIL 2016

Por Diana Doria

La feria del libro en Monterrey ocasiona que los amantes de la lectura se concentren en un solo lugar. Desde 1989, en su primera edición, su principal objetivo ha sido impulsar y promover el habito de la lectura entre los regiomontanos. La iniciativa de organizar un evento de este tipo se dio desde la Dirección de Biblioteca del Tecnológico de Monterrey.

En sus inicios la feria se instalaba entre el estacionamiento del estadio de los borregos del Tec, pero debido al éxito, en 1992 esta fiesta literaria se traslado a Cintermex, recinto de 18,000 metros cuadrados con capacidad para recibir aproximadamente a 250 mil personas al año. Después de 25 años desde su fundación, el evento literario presume de reunir a más de 600 casas editoriales, nacionales e internacionales año tras año.

FIL 2016
FIL 2016

Además de ser un espacio para encontrar cualquier tipo de libro, la feria se ha vuelto cada vez más dinámica. Se organizan conferencias, mesas redondas, debates, lecturas, talleres literarios, talleres artísticos, exhibiciones de arte y proyecciones de películas para todas las edades.

Este año, sin embargo, la cuota de 20 pesos por entrada molesto a muchos ya que nunca se había cobrado. A causa de esta nueva imposición, hubo quienes se negaron a ir, sin embargo, esto no evito que la feria continuara con el éxito que la caracteriza.

Personas de la tercera edad, adultos, jóvenes y niños se divirtieron acompañados de los mismísimos autores de los libros que veían en cada stand de las casas editoriales. De entre la oferta de escritores destacaron Marina Perezagua, Ava Dellaira, Elizabeth Eulberg, Álvaro Enrigue, Guillermo Arriaga, Elsa Cross, David Toscana, Jorge Zepeda Patterson, Benito Taibo, Antonio Ortuño, Bernardo Fernández, Antonio Malpica, Francisco Haghenbeck, Alejandro Marcovich, Rafael Loret de Mola, Sanjuana Martínez y Francisco Cruz

EL dia 23 de octubre, último día de la feria del libro. El autor del libro titulado “Monterrey” ofreció talleres de escritura creativa para niños. En esta fabrica literaria 25 niñas y niños tuvieron la oportunidad de leer al público los cuentos que habían escrito con la asesoria de Montes. El resultado fue una explosión de creatividad.

Leo Jordan leyendo su cuento "Perro Hawaii muere atropellado"
Leo Jordan leyendo su cuento “Perro Hawaii muere atropellado”

Leonardo Alvaradejo, estudiante de cuarto de primaria de nueve años de edad participo en la dinámica y leyó frente a 30 expectadores su cuento original “Perro Hawaii fue atropellado.”

“Leo es un niño sumamente creativo, le apasiona el arte y la cultura, lo cual es muy raro en niños de su edad, normalmente estan pensando otras cosas. Por eso doy gracias a este tipo de talleres organizados por Felipe Montes que ayudan a pulir el talento de los niños y sobre todo hace que se interesen más por la literatura, me parece lo máximo” dijo Jaquelin Alvaradejo, mamá de Leo.

“Siempre me ha gustado escribir pero cuando lo hago con la ayuda de Felipe siento que me salen mejor las cosas y escribo cuentos más creativos. Si me puse nervioso cuando lei mi cuento enfrente de tanta gente pero al final se me paso porque creo a todos les gusto” mencionó Leo, asegurando tambien que seguira asistiendo a los talleres de Felipe Montes como actividad co-curricular.

Felipe Montes, escritor y Leo Jordan, estudiante de cuarto de primaria.
Felipe Montes, escritor y Leo Jordan, estudiante de cuarto de primaria.

Ese mismo dia se celebro también El Día del Lector Jovén en donde jovenes escritores y booktubers emergentes abrieron un panel de discución en donde los asistentes también tuvieron la oportunidad de participar en la dinámica.

Casi por terminar el día se realizó el concurso “100 lectores dijeron” en el escenario la mitotera. Niños y jovenes participarón y se diviertieron en grande.

La fiesta literaria culmino a las 21:00 horas el 23 de octubre. Se conto con la prescencia de 250,000 mil personas, cifra que no se habia visto desde el 2013. Los jovenes fueron los principales participes ya que los libros que más ventas tuvieron fueron aquellos dirigidos al publico jovén.