Promueven hábitos lectores en los niños

Por Elena Urueta

imgint_fil14cierre-20oct14
Hay diversos talleres infantiles en la FIL

En México es bien conocida aquella cifra que salió hace ya varios años sobre los hábitos de lectura (o falta de) de los mexicanos, de quienes se decía que leían medio libro al año. Aunque la INEGI publicó a principios del 2016 que los resultados más recientes que arrojó el Módulo de Lectura (MOLEC) fueron de 3.8 libros al año en México, sigue siendo una cifra muy baja. Afortunadamente, son más los esfuerzos que se hacen por intentar de inculcar este tipo de hábitos o amor por la lectura. Uno de estos casos en Monterrey es la Feria Internacional del Libro (FIL) que se lleva cada año en la segunda semana de octubre y este año se celebra la vigésima sexta edición.

Cada año en las salas de Cintermex se lleva a cabo este gran evento, que aunque no tiene el alcance o nivel de otras ferias como la de Guadalajara, es una de las plataformas más grandes e importantes para los escritores emergentes de la ciudad. También, es una oportunidad para los museos y centros culturales locales de poder acercarse a un público más amplio e implementar talleres y actividades. A pesar de que la mayor parte de las conferencias y pláticas son dirigidas a un público adulto, los niños son el mercado de todas las actividades impartidas por los museos.

Dentro de la gran sala donde se encuentra la FIL hay una gran cantidad de puestos de las editoriales invitadas con un sinfín de libros de todo tipo. Al entrar, a la derecha, se puede ver el área de comida, mercado y también el área de talleres infantiles en donde desfilan en sus puestos todos los museos más importantes de la ciudad. Estaban presentes MARCO, el Museo del Obispado, la Comisión Estatal Electoral (CEE), Conarte, el Horno 3, la editorial Porrúa y el Planetario Alfa. En éstos se ven mesitas, dibujos, colores, sillones y siempre un grupo de niños haciendo uso de éstos.

Durante toda la semana, los puestos se vieron llenos de pequeños niños en uniforme que atendían a alguno de estos talleres en las mañanas. Por las tardes se llenaba de niños, acompañados por sus padres o tutores, disfrutando, jugando y aprendiendo. Hay espacios, como el Fondo de Cultura Económica que solo ofrecen un espacio en donde los niños, o quien sea, puede ir a leer, dibujar o dedicarse a otra actividad, dentro de las permitidas. Pero hay otras que aprovechan para concientizar a los niños sobre problemáticas actuales como la CEE, que fue una de la que más estuvo activa con los talleres.

“Nuestros talleres son de educación cívica, se concentran en el desarrollo del conocimiento de la democracia y tratamos de que la conozcan y como actividad tenemos que hagan un cuento al respecto”, compartió César Uribe, analista de redacción y encargado de los talleres de la CEE. “Los niños han sido muy receptivos, han hecho propuestas bastante interesantes y se ve que tienen ganas de participar y ser escuchados.”

El tiempo de ocio efectivo en extinción

Cada vez es menos frecuente que los niños pasen sus tiempos de ocio en parques, haciendo y compartiendo juegos que requieren algún tipo de actividad física o mental y descubriendo el mundo. La imagen del niño hipnotizado frente a una pantalla ha llegado a formar parte de nuestro panorama cotidiano. ¿Es algo de qué preocuparse? Existen estudios que argumentan que la falta de tiempo de ocio y juegos durante la infancia aumenta el sentimiento de angustia y ansiedad que pueden terminar en depresión. No solo eso, si no el tiempo de ocio, en especial cuando está acompañado por la lectura, desarrolla el pensamiento crítico y la capacidad de análisis.

“Es importante hacer talleres de lectura para niños porque despierta la imaginación y hace que sean más curiosos y más creativos”, comentó Mariana Lopez, madre de uno de los niños que tomaba un taller en el stand de MARCO. “Me gustaría mucho que mi hijo tuviera el hábito por la lectura, ahora le gusta leer cuentos sin embargo me encanta que se mueva en este ambiente y que crezca en este ambiente de las letras”

La lucha contra el sedentarismo y la falta de capacidad de asombro sigue en vigor aun después de haber concluido la FIL. Estas instituciones que son museos, organizaciones y centros culturales están en función todo el año en diversas zonas de Monterrey. Se llevaron a acabo talleres durante todo la semana, en la siguiente infografía se encuentran la cantidad de talleres por institución.

fil