Uñas de gel, ¿fracaso?

Resultado de imagen para aplicacion uñas de gel
Una aproximación de cómo me aplicaron a las uñas en gel

Las uñas de gel son una solución para las que como yo, somos un desastre con las uñas. Es muy habitual que nada más acicalarnos las uñas se nos rompan, se nos levante el esmalte o que embarremos la casa entera por no haberlas dejado secar como es debido. Por eso me decidí por las uñas en gel.

En teoría este tipo de técnica consiste en una lámpara de luz UV que suele acompañarse de un precio algo elevado (especialmente en España que es donde yo me las realicé). Unos días antes de volar hacia México decidí que lo mejor que me podía hacer entonces era probar unas uñas en gel. Así que fui a mi peluquería de confianza donde siempre me tratan genial. La chica que solía hacer las uñas en gel no estaba disponible por lo que mi peluquera me las hizo gustosamente. he de decir que era la primera vez que yo me hacía algo así en las uñas y ella la primera vez que lo intentaba.

Con algo de ayuda pudimos seguir los pasos sin dificultad.  Primero se coloca un esmalte protector para la uña, que es de color transparente. Se dejan reposar las uñas por unos veinte o treinta segundos en la máquina de UV y se procede con el siguiente paso que suele ser otra capa de esmalte para fijar el color. Todo ello acompañado del pulso horrible de mi peluquera, que después de un sábado lleno de peinados para novias y damas de honor no daba más de sí. Procedimos a escoger el esmalte y tanto ella como yo decidimos que un rojo sería la mejor opción. Era verano y a mi me apetecía llevar algo diferente. Así que así fue: uñas de color rojo y a lo loco.

La verdad de cómo se sucedieron los días después de mi sesión allá no puedo decir lo mismo. Las uñas me duraron lo mismo que un caramelo en la puerta de un colegio. Se me cayeron a pedazos pequeñitos, casi imperceptibles pero poco a poco fueron siendo mayores. Total, que decidí que no estaba hecha para llevar uñas esmaltadas. Y hasta día de hoy no ha sido de otra forma, uñas al desnudo.

Foto: Roby Nails

MB