Microdermoabrasión con punta diamante, una piel nueva… ¡Literal!

Cuantas veces no hemos deseado que por obra de magia se fueran todas esas imperfecciones… puntos negros, líneas de expresión, manchas de sol o acné adulto.

Por Rosa González

Si hablamos de faciales, opciones hay muchas, desde el más sencillo no invasivo con productos tópicos y limpieza profunda gracias a una simple exfoliación o los que son un poco más delicados de tratar como los peelings químicos, un procedimiento de exfoliación que elimina algunas capas de piel muerta gracias al uso de ácidos; u otros que involucran la tecnología, como el lifting, radiofrecuencias o microdermoabrasiones con punta diamante.

Así que decidí probar un poco de esta magia llamada: microdermoabrasión con punta diamante. Visite Skin Klinik Med Spa, centro de estética de alta tecnología y Spa, y una de sus cosmeatras me atendió para este procedimiento.

Comenzó con una serie de preguntas, lo usual antes de cualquier tratamiento, ¿eres alérgica a algo?, ¿estas en tratamiento contra el acné?, ¿ya te has hecho microdermoabrasión antes?, a las cuales respondí con la verdad, no había experimentado una microdermoabrasión, pero sí un peeling químico, a lo que respondió que en este tratamiento no iba a sentir nada… ¿Cuál es la razón?

Una microdermoabrasión con punta diamante es un tratamiento de exfoliación, realizado con una herramienta de corte diamante remueve la capa cornea de la dermis, dejando una piel nueva, suave, limpia y brillante.

Acerca del tratamiento
El proceso dura de 30 a 45 minutos aproximadamente, no hay necesidad de anestesia ya que este procedimiento no causa dolor, sin embargo si hay un poco de abrasión y “succión” como ligeritos piquetes,  cabe señalar que esto depende de la sensibilidad de la piel de cada uno, pero dolor tal cual no debe sentirse.

El procedimiento consiste en una examinación de la piel para determinar el grado de abrasión que será utilizado, después la preparación de rostro con una limpieza y una solución que ayudara a la punta diamante retirar la epidermis de manera más eficiente. Al terminar la exfoliación se aplica una mascarilla calmante para hidratar y relajar la piel.
La sensación de piel nueva (literal) suave y tersa es inmediata.

Ventajas y Cuidados
Una de las ventajas de este tratamiento es que no requiere tiempo de recuperación, al contrario de un peeling químico que necesita tiempo para descarapelar completamente y  regenerar la piel, con la microdermoabrasión punta diamante solo es necesario tomar unas cuantas precauciones como no exponerse al sol por tiempos prolongados y usar protector solar, evitar ambientes polvosos o con polen, recuerda que una nueva capa de piel quedo expuesta y es más sensible a la contaminación. Debido a la eliminación de la epidermis la piel puede quedar un poco rojiza pero en cuestión de horas regresara a su estado natural, al igual que el uso del maquillaje, durante esta experiencia yo opte por no usar maquillaje durante el resto del día, pero realmente no afecta en nada.

Lo recomendado por la cosmeatra es realizarse el tratamiento de 4 a 6 semanas, sin embargo la limpieza es tan profunda que realizarlo una vez al año estaría bien o cada seis meses. Debido a que es un procedimiento en una de las áreas más delicadas de nuestro cuerpo como lo es el rostro, realizar este tratamiento con un experto es clave, así como también que te vayan explicando paso a paso que va ejecutando.

No hay necesidad de tener problemas en la piel para realizarse este tratamiento, sin embargo también se recomienda a personas con tendencia al acné ya que este proceso elimina las imperfecciones de raíz. Date la oportunidad de probar este procedimiento no hay nada que perder… bueno sí un montón de células muertas que te impiden tener una cara limpia, tersa y rejuvenecida.

CC