En Protesta: a 20 años de Gimme the power

Por Denise Bernal

En esta primera edición de En Protesta me gustaría hacer homenaje a la canción que inspiró esta columna y la banda que hizo que exigir la rendición de cuentas de los funcionarios públicos fuera cool otra vez (¿otra vez? esto será para otra entrada).

Gimme the power es una canción incluida en el disco ¿Dónde jugarán las niñas?, el primer álbum de estudio de Molotov. El fin de semana pasado, la banda mexicana decidió festejar los 20 años del disco y esto me hizo reflexionar sobre la crítica social de las canciones en este disco y sobre todo Gimme the power.

1473375473_606744_1473410808_noticia_fotograma
Molotov en su concierto “a 20 años de Gimme the Power”

Molotov se convirtió en un líder social en una generación harta de la corrupción, manipulación de los medios y todo con un lenguaje cotidiano lleno del folclore mexicano. Y aunque pareciera que hablo del gobierno mexicano actual, esta canción habla del PRI en su máximo apogeo durante 1996 pero la temática es atemporal porque en México seguimos en las mismas.

La canción comienza con un relato de la autoridad, la policía que extorsiona y el regente que lo permite. En las siguientes estrofas nos recuerdan algo importante, nosotros pusimos a ese regente, tenemos el poder de quitarlo y vamos a atacar el problema debemos hacerlo de raíz. Además, critica la falta de acción del pueblo, no podemos conformarnos con migajas debemos levantarnos y ser activos en el rumbo que esta tomando nuestro país.

El ataque principal de la canción es hacia quienes tienen el poder y las riendas de México, las personas en los puestos de gobierno se enriquecen a costa del pueblo y permiten que los niveles de pobreza sigan creciendo. Y la polaridad de nuestra sociedad se acrecienta, “Nadie hace nada porque a nadie le interesa”, la gente de arriba te detesta”.

poster-gimmethepower
Poster publicitario del documental “Gimme the Power” the Olallo Rubio sobre la crítica social plasmada en las canciones de Molotov.

Nuestro país tiene todas las riquezas naturales que necesitamos, una población sedienta de trabajo y harta de nuestro gobierno pero la acción ahí es en donde fallamos.

Si, toda la canción es una queja pero es una muestra del hartazgo social de la sociedad mexicana de 1996 misma que estamos viviendo actualmente, ¿será hora de sacar nuestro disco de Molotov del cajón de los recuerdo? Necesitamos estas palabras, necesitamos quejarnos y levantarnos para exigir algo mejor.

¡Viva México cabrones!

 

 

 

Fotografías obtenidas del portal El Pais y Identi 

A.P.